¿VENDER UN PISO POR TU CUENTA O CON LA AYUDA DE UNA INMOBILIARIA?

Si tienes un inmueble disponible y deseas sacarlo al mercado inmobiliario, seguramente te hayas planteado el eterno dilema: solicitar los servicios de una agencia o intentar venderlo por tus propios medios. Seguramente, el primer impulso te lleve a la segunda opción, puesto que vender sin intermediarios, en teoría, es más rentable.

Sin embargo, vender un piso por tu cuenta no necesariamente implica obtener mayor beneficio de la operación. Sin olvidar queva a requerir que le dediques mucho tiempo y esfuerzos que tendrás que arañar de tus momentos de ocio o tu vida privada. En definitiva, las razones por las que confiar en un agente especializado o en una inmobiliaria son muchas.

POR QUÉ CONFIAR EN PROFESIONALES EN LUGAR DE VENDER UN PISO POR TU CUENTA

1. LLEGAR AL MAYOR NÚMERO POSIBLE DE POSIBLES COMPRADORES

Si te planteas vender un piso por tu cuenta, no debes pasar por alto que cada potencial comprador al que llegues es una oportunidad. ¿Pero cómo alcanzarlos? La visibilidad es una cuestión esencial que requiere de la puesta en marcha de estrategias de marketing de las que, normalmente, solo disponen los profesionales.

Esas estrategias tienen un beneficio añadido: al captar la atención de un mayor número de posibles interesados en el inmueble, la capacidad de negociación es mayor, de modo que, será posible obtener un mayor beneficio de la venta.

2. UNA VALORACIÓN AJUSTADA AL MERCADO

El objetivo como vendedor, evidentemente, va a ser siempre conseguir la mayor rentabilidad posible de la operación inmobiliaria. Sin embargo, si intentas vender un piso por tu cuenta puedes caer en un error muy común: valorar la vivienda por encima del precio de mercado.

Esto tendrá una doble consecuencia: un retraso en la venta y una pérdida de beneficios. Esta última cuestión puede estar motivada por dos razones. La primera es que al final haya que rebajar el precio de venta ante la falta de interesados. La segunda, que en el periodo en el que el inmueble no se venda el mercado inmobiliario evolucione negativamente.

Un profesional tiene a su disposición herramientas que permiten hacer una valoración ajustada de cualquier inmueble, teniendo en cuenta tanto las características de este como las del propio mercado inmobiliario.

TroviValora, por ejemplo, es una herramienta que permite conocer el valor real de una vivienda comparando las principales variables. Tú la tienes a tu alcance de forma gratuita, pero esto no debe significar prescindir del criterio de los especialistas en el sector.

3. VENDER UN PISO POR TU CUENTA REQUIERE DEDICACIÓN PLENA

Vender un piso por tu cuenta implica darle publicidad, atender a posibles compradores y mostrarlo cuando soliciten una visita. En definitiva, exige una disponibilidad casi absoluta porque no poder atender a un interesado puede suponer perder una gran oportunidad.

Al confiar en los servicios de una inmobiliaria, será su equipo quien se encargue de todo: publicar el inmueble en los principales portales inmobiliarios, iniciar acciones publicitarias para dar visibilidad a la vivienda, gestionar las visitas y también negociar con aquellas personas que estén interesadas en la adquisición. Tú, como propietario, no tendrás que hacer absolutamente nada.

4. TODOS LOS TRÁMITES, EN REGLA

La venta de un inmueble implica toda una serie de papeleos y el pago de tasas e impuestos que a veces se desconocen. O no se sabe exactamente cuáles son los pasos a seguir para poder realizar la operación inmobiliaria sin contratiempos, por ejemplo, cuando se trata de una vivienda heredada.

Los profesionales conocen a la perfección qué documentos son imprescindibles en un proceso de compra-venta y cómo hacer que se desarrolle conforme a la legalidad. No hay que olvidar que todo aquello que tiene que ver con trámites suele ser bastante engorroso, sobre todo cuando se carece de unos conocimientos básicos.

 

 

 

5. LA PRESENTACIÓN DE LA VIVIENDA, FUNDAMENTAL

Ya hemos visto que vender un piso es una operación compleja en la que cada detalle cuenta. Por eso, también se necesita una buena “escenografía”. Se trata de que la vivienda sea atractiva a ojos de posibles compradores de características muy diferentes. Esa es otra de las claves para vender rápido.

Un profesional sabe cómo preparar el inmueble para seducir a posibles compradores. Conoce los gustos de las personas que se mueven en el mercado buscando su casa ideal y puede ofrecer los mejores consejos para que el piso responda a esos gustos. A veces cuestiones tan sencillas como potenciar una terraza o aligerar visualmente los espacios retirando muebles son decisivas. Esa visión, imparcial y basada en el conocimiento del mercado, será importante para agilizar la venta y obtener el máximo beneficio.

Un profesional inmobiliario te ayuda a vender tu piso y a hacerlo en las mejores condiciones, recomendándote a los mejores profesionales de tu zona. De ellos, recibirás el mejor asesoramiento, además de que pondrán en marcha todas las acciones necesarias para dar visibilidad a tu vivienda y conseguir un proceso de venta rápido y a un precio justo para ti. Solicita asesoramiento gratuita para vender tu vivienda.

Trovimap. https://blog.trovimap.com/vender-un-piso-por-tu-cuenta-o-con-la-ayuda-de-una-inmobiliaria/

ESTAS INTERESAD@? LLAMANOS AL 948 206799

www.navarraviviendas.net

info@navarraviviendas.net